26 diciembre, 2016 Remica Servicios Energéticos

Coaching y empleo: Recomendaciones para dar un giro a tu carrera en 2017

coaching y empleo

Cuando el fin de año se acerca, para muchas personas llega el tiempo de reflexionar y establecer nuevas metas para 2017. En este sentido, coaching y empleo pueden ir de la mano si lo que se desea es evolucionar profesionalmente dentro de un sector o empresa concreta.

 

Lo que debes saber sobre coaching y empleo

Si decides apostar por el coaching para conseguir tus objetivos profesionales, el primer paso es escoger un coach (o entrenador). Se trata de una figura que te guiará a conseguir tus objetivos, así como a aprender de las situaciones más desventajosas o de los errores que irán surgiendo por el camino.

Las claves para que esta técnica tenga éxito son la estrategia, el compromiso, la disciplina y la perseverancia.

 

Establecer fases

Igual que “Roma no se conquistó en un día”, es posible que logres tus objetivos profesionales después de mucho trabajo. ¡La buena noticia es que no estás solo! Tu coach te ayudará en un proceso que podría estar compuesto por las siguientes fases:

  • Definir las metas: ¿Qué esperas conseguir? Para evitar la frustración fíjate metas realistas, que aunque sean difíciles estén a tu alcance.
  • Diseñar un plan de acción. Una vez que tengas tus metas claras, es momento de diseñar junto a tu coach un plan de acción, en el que se establezcan medidas concretas dirigidas a conseguir tus objetivos.
  • Aprender de los errores. Destierra para siempre el miedo a equivocarte. Los errores deben aceptarse y ser percibidos como una oportunidad para aprender. Incluso pueden ser la antesala a encontrar nuevas oportunidades.
  • Ampliar capacidades. El coach será tu gran aliado en todo momento para adquirir y trabajar nuevas capacidades personales, necesarias para cumplir tus objetivos: oratoria, persuasión, trabajo en equipo, liderazgo…
  • Emociones positivas. Las emociones juegan un papel importante en el día a día de cualquier persona. Seguir la estrategia de manera organizada y disciplinada, fomenta la sensación de logro en las personas y contribuye a generar emociones positivas en el profesional, lo que es muy importante cuando se buscan nuevas oportunidades.

 

¿Has pensado emprender dentro de la empresa?

Recuerda que para fijarte tus metas profesionales para el año nuevo, tienes múltiples posibilidades. Puedes optar por crecer dentro de un departamento o proyecto dentro de tu empresa o, por el contrario, puedes optar por el intraemprendimiento, es decir, por emprender dentro de la compañía.

El emprendimiento interno puede ser otra manera de evolucionar profesionalmente. Y tiene beneficios tanto para la compañía como para el trabajador:

  • Nacen nuevas ideas de quienes tienen información de primera mano de la compañía. Mientras que en modelos tradicionales de innovación, esta surgía desde los niveles más elevados de la compañía y se transmitía al resto de la organización, fomentar el emprendimiento interno tiene una ventaja: las ideas pueden surgir de quienes en la práctica gozan de una interacción diaria con los clientes.
  • Es un elemento motivador y una herramienta de formación. La posibilidad de que los empleados trabajen en proyectos elegidos por ellos, fomenta la motivación y el proceso que conlleva es una fuente inestimable de aprendizaje y crecimiento profesional.
  • A la compañía le ofrece la posibilidad de abrirse a nuevos nichos de mercado. Esta actitud intraemprendedora puede ser usada por las organizaciones para, por ejemplo, abrir nuevos nichos de mercado o para buscar soluciones creativas a problemas.

 

Según los autores Vijay Govindarajan y Jatin Desai,  en una publicación de Harvard Business Review, algunas de las características de los intraemprendedores son:

  • Su principal motivación no es el dinero, sino la posibilidad de afrontar nuevos retos, así como el reconocimiento a su trabajo. No obstante comprenden, respetan y apoyan los objetivos económicos necesarios para que los proyectos tengan éxito.
  • Trasladan ideas a planes concretos y estrategias que es posible poner en marcha, y establecen planes alternativos para lograr cumplir las expectativas iniciales con las que se arrancó el proyecto.
  • No tienen miedo a innovar ni a cambiar sus rutinas de trabajo. Este tipo de profesionales sienten confianza en que con su trabajo y una estrategia adecuada podrán alcanzar los objetivos que se propongan.
  • Consideran que el aprendizaje continuo es una parte fundamental de su trabajo. Alcanzar sus objetivos también requiere de un esfuerzo en aprendizaje. Los intraemprendedores comprenden esta circunstancia cuando detectan nuevas oportunidades que desean convertir en realidad.

 

 

Fuentes: Adecco, Infojobs, ElPais,  Remicaempleo, El Economista