3 junio, 2016 Agencia SEO

Excelencia en el trabajo de una empresa de servicios energéticos

excelencia en el trabajoPara las empresas de servicios energéticos (ESEs), alcanzar la excelencia en el trabajo es una cuestión que depende de varios factores:

  • Beneficiar a las personas. A través de una adecuada actuación, las empresas de servicios energéticos proporcionan el confort que necesitan los usuarios, evitando el derroche energético y, en consecuencia, reduciendo la factura energética.
  • Ayudar a reducir la dependencia energética del exterior (la cantidad de energía que es necesario importar), muy elevada en el caso de España. Según datos de la oficina de estadística europea, Eurostat, en 2014 España fue el segundo gran país de la UE con mayor dependencia energética del exterior: ese año necesitó importar el 72,9% de la energía que consumió.
  • Cumplir una función medioambiental. Al gestionar adecuadamente los consumos energéticos y reducir el consumo de energía se disminuyen también las emisiones de gases contaminantes en la atmósfera.

La importancia social de la excelencia en el trabajo de las ESEs

Según la definición recogida en la Guía sobre Empresas de Servicios Energéticos (ESE) editada por Fenercom, las ESEs:

  • Proporcionan servicios energéticos en las instalaciones. Consiguen ahorros de energía primaria a través de la implantación de mejoras de la eficiencia energética de las instalaciones o de utilización de fuentes de energía renovable.
  • El pago de los servicios de una ESE está basado en la obtención de dichos ahorros. La contratación de una ESE permite analizar la viabilidad y, en su caso, la implantación tanto de medidas conocidas por el gran público, como de otras medidas de eficiencia energética propiciadas por desarrollos tecnológicos que no todo el mundo conoce. En cualquier caso, el pago de los servicios prestados – ya sea en parte o totalmente- debe basarse en la obtención de ahorros de energía.

Así por ejemplo, en una instalación térmica, una empresa mantenedora tradicional se ocuparía de que los equipos funcionen correctamente, independientemente de si el consumo energético es excesivo o no. En cambio, una ESE no solo se ocupa de realizar un correcto mantenimiento correctivo y preventivo, sino que va un paso más allá al implementar medidas que además contribuyan a optimizar el consumo energético. Su cuenta de resultados depende de ello: a funcionamiento más eficiente de la instalación, mayor beneficio para la ESE.

Que las ESEs realicen esta labor y que lo hagan buscando la excelencia en el trabajo es fundamental tanto para los propietarios de los edificios e instalaciones –que ven mejorado su confort y reducida su factura energética– como para el país.

España cuenta con una gran dependencia energética del exterior, de ahí la importancia de las ESEs y su contribución a la mejora de la eficiencia energética del país. Como miembro de la Unión Europea nuestro gobierno ha adquirido compromisos internacionales para mejorar en este aspecto.

Los pilares del marco de la UE en materia de clima y energía para 2030 son reducir en un 40 % las emisiones de gas de efecto invernadero (GEI) con respecto a los niveles registrados en 1990 y que los estados miembros fijen un objetivo vinculante de al menos un 27% de energías renovables.

Desde la Comisión Europea destacan que, de ese modo, será posible una mayor eficiencia energética, un nuevo sistema de gobernanza y una serie de nuevos indicadores que garanticen un sistema energético competitivo y seguro y una lucha contra el cambio climático más efectiva.

Remica Servicios Energéticos y la excelencia en el trabajo

Para alcanzar la excelencia en el trabajo, nuestra compañía cuenta con una política integrada de Calidad y Medio Ambiente que se puede consultar online.

Estos son los principios que rigen dicha política:

  • Conseguir la plena satisfacción del cliente, suministrándole unos productos y un servicio de Calidad, en el plazo fijado.
  • Conseguir ahorros económicos y energéticos garantizados a coste 0, con el fin de cumplir con el propósito de la organización de ser líder en eficiencia energética, contribuyendo al desarrollo sostenible de la sociedad y disminuyendo el consumo de energía mediante la optimización de las instalaciones de nuestros clientes, asegurando en todo momento que estas actividades se realizan bajo criterios de prevención de la contaminación y de minimización de su impacto medioambiental.
  • Cumplir puntualmente los requisitos legales y reglamentarios aplicables a todas las actividades de la empresa (incluyendo la legislación/ reglamentación medioambiental aplicable), así como cualquier otro requisito que la organización suscriba.
  • Establecer objetivos de Calidad y Medio Ambiente, revisando su cumplimiento, con el fin de prevenir los posibles efectos negativos de nuestras actividades en el entorno, siempre bajo el compromiso de la mejora continua.
  • Conseguir la máxima motivación y colaboración en materia de Calidad y Medio Ambiente de todos los integrantes de la empresa, siendo vital que todo el personal colabore en la detección de posibles problemas, para corregirlos con antelación a su aparición, así como en la consecución de los objetivos fijados por REMICA.

 

Nuestra compañía cuenta con un Sistema de Gestión Medio Ambiental basado en los requerimientos de la norma UNE-EN-ISO 14001:2004 que se revisa y mejora continuamente. Y, además, mantenemos un Sistema de Gestión de la Calidad basado en los requerimientos de la norma UNE-EN-ISO 9001:2008 así como mejorar continuamente la eficacia del mismo.

 

¿Quiere más información sobre nuestra política de calidad? Consulte http://www.remica.es/sobre-remica/politica-de-calidad