25 septiembre, 2017 Remica Servicios Energéticos

Los diferentes grupos generacionales dentro del entorno laboral

Los grupos generacionales que comparten tiempo y espacio también son compañeros diarios en el trabajo. Tener un compañero mayor de veinte años o viceversa es algo común en los tiempos que corren. ¿Supone esto un problema?

Históricamente el que era jefe y por lo tanto mayor autoridad tenía más edad, pero eso ya no es así. Pero lejos de restar, este nuevo tipo de situación se puede aprovechar como una oportunidad de crear grupos generacionales con mucho potencial precisamente por los distintos puntos de vista que aportan los componentes.

El nuevo modelo de sociedad es la causa de este nuevo modelo de trabajo y personas con más de treinta años de experiencia comparten trabajo con jóvenes recién titulados. Pero el reto en estos casos no radica en la convivencia de los grupos generacionales sino en que realmente se entiendan, trabajen juntos y consigan beneficios para la organización.

Para llegar a este objetivo en el que todos puedan trabajar de una manera productiva y fructífera se debe incentivar que los compañeros se conozcan, saber cuáles son sus claves y también sus expectativas vitales y profesionales.

¿En qué grupo generacional te encuentras?

Situarse en una generación u otra lo determina sin duda la edad, pero no queremos enfatizar en las diferencias que existen entre ellas sino en la diversidad y los beneficios que aportan a una organización el hecho de que existan grupos generacionales trabajando juntos.

Si tu edad se comprende entre los 50 y los 68 años tu sitio son los ‘Baby boomers’. Reciben ese nombre porque han nacido en una época de incremento de la tasa de natalidad y son una generación muy numerosa. Esta generación experimentó la incorporación de la mujer al mercado laboral. Se caracterizan por su compromiso, son fieles a su vida profesional y buenos a la hora de crear equipos. Su concepto de estabilidad se traduce en trabajar durante muchos años en la misma empresa. Actualmente este grupo está experimentando en el entorno laboral una llegada de nuevas incorporaciones de personas más jóvenes con una preparación distinta.

En el siguiente escalón se encuentra la denominada ‘Generación X’ con una edad desde 36 a 49 años, debido a este rango de edad son generalmente mayoría en el mercado laboral y ocupan puestos de liderazgo. Una de las aspiraciones que se les atribuye a la ‘Generación X’ es en desarrollo profesional dentro de la misma empresa y reflexionan bastante antes de llevar a cabo un cambio en sus vidas profesionales. Las ventajas que aportan a los grupos de trabajo son su capacidad de trabajar en equipo y el fomento las relaciones laborales de confianza. Cabe destacar que es un grupo generacional que ha recibido la llegada de internet y su desarrollo dentro del entorno laboral.

Siguiendo el orden alfabético pasamos de la ‘Generación X’ a la ‘Generación Y’ o comúnmente llamados ‘Millennials’. Quizás puedas pensar que no eres millennial pero no estás tan lejos de ser uno de ellos ya que se encuentran entre los 35 y 19 años. Tienen un gran respeto por aquellos que les rodean y un gran compromiso por las organizaciones, aunque la situación ha cambiado no se asustan a la hora de emprender un nuevo proyecto. Sin duda se trata de una generación que también aportan gran valor dentro de las organizaciones. Les gusta emprender, aprender y tomar parte en la toma de decisiones.

Gracias a esta diversidad de grupos generacionales las empresas son las más beneficiadas porque todos aportan puntos de vista distintos. Hay que ser consciente que los tiempos están cambiando debido a cosas como la irrupción de las nuevas tecnologías, el gran número de nuevas profesiones y la gran demanda laboral entre otras cosas.- Los cambios productivos conllevan a que personas más jóvenes se conviertan en fundadores de empresas líderes. Esto produce distancias generacionales dentro de las mismas empresas.

Esta es la primera vez que se experimenta en las organizaciones esta oportunidad en a que cuatro generaciones están trabajando al mismo tiempo y es el momento de aprovecharla.

La realidad nos exige comprender este fenómeno si pretendemos mantener o superar el ritmo de crecimiento de nuestra economía enriqueciéndonos a partir de la diversidad dentro de las organizaciones, puesto que ellas son los motores de nuestra economía.