11 marzo, 2016 Agencia SEO

Motivación personal y cine: Películas de las que se puede aprender

Motivación personal y cineLa motivación personal  y su efecto en las personas es un asunto que ha sido abordado en el cine en varias ocasiones y a través de diferentes perspectivas. En este artículo recordaremos algunas obras destacadas del séptimo arte que retratan qué factores motivan a las personas.

Mejorar la resiliencia: En busca de la felicidad

Esta película protagonizada por Will Smith narra la historia de un vendedor de productos puerta a puerta que está en una precaria situación económica y que tiene que cuidar a su hijo tras el abandono de su mujer. A pesar de las dificultades, el protagonista lucha por salir delante de manera incansable para conseguir un futuro mejor para él y su familia.

Esta película es  un claro ejemplo de resiliencia o “capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”; es decir, fortaleza, capacidad de adaptarse y superar los problemas y convertirlos en retos en el trabajo y la carrera profesional.

Aunque la historia que relata la película es un caso extremo, lo cierto es que en un entorno normal de trabajo, la resiliencia es una valiosa capacidad  que se puede entrenar, de modo que las personas acostumbran a mantener optimismo profesional, perciben numerosas oportunidades en el puesto de trabajo, ven los cambios y retos como oportunidades para aprender y persisten en la consecución de resultados y objetivos.

 

Salir de la zona de confort: El indomable Will Hunting

Afirma una famosa cita que “nunca sabrás de lo que eres capaz hasta que lo intentes”. Sin embargo, exprimir todo nuestro potencial tiene un precio: la incertidumbre que nos provocan las posibles consecuencias.

En tu trabajo, por ejemplo, quizá quieras optar a nuevos retos y proyectos, hacer nuevas propuestas que no terminas de realizar por miedo a las consecuencias: ¿qué dirán mis compañeros? ¿Y si rechazan mis ideas? ¿Y si no soy capaz de ponerlas en marcha?

Por ello, en ocasiones nos aferramos tan fuerte en nuestra zona de confort (situaciones que conocemos bien y en el que nos sentimos seguros) que dejamos escapar oportunidades que mejorarían nuestra vida.

La película El Indomable Will Hunting, protagonizada por Matt Damon y Robin Williams, narra la historia de un hombre de gran talento que prefiere vivir una vida mediocre a explotar todo su potencial; algo que cambiará cuando el personaje se encuentra con un hombre que reconoce su potencial y trata de que lo desarrolle.

Afán de superación: Rocky

Las películas de la saga Rocky son empleadas por varios speakers y coach como ejemplos de motivación. Rocky narra la historia de Rocky Balboa, un boxeador italoamericano de clase baja que a base de disciplina y motivación personal lucha por convertirse en campeón de los pesos pesados.

Los mensajes motivacionales son continuos a lo largo de las películas: tener claro el objetivo, no rendirse nunca, trabajar concienzudamente para conseguir los objetivos propuestos, no subestimarse y creer siempre en uno mismo.

Innovar: La red social

La película de la Red Social narra la historia de cómo Mark Zuckerberg creó Facebook con escasos medios. Es un ejemplo inspirador de un proyecto completamente innovador y las dificultades a las que se debe hacer frente para conseguir el éxito en un entorno en el que no existen precedentes de algo parecido.

Es momento de apostar por la innovación: se observa una tendencia en varias empresas europeas que buscan lograr una ventaja competitiva a través de la creatividad en lugar de hacerlo en grandes inversiones financieras.

Remica apuesta abiertamente por fomentar la Investigación y el Desarrollo (I+D) dentro de su organización. Las condiciones del mercado y las normativas cambian y hay que saber adaptarse con agilidad a esos cambios, por lo que la capacidad de inventar productos y servicios nuevos es fundamental.

 

Escapar a los convencionalismos: Billy Elliot

La elección de una determinada posición en la empresa, desarrollando unas funciones determinadas, pudo parecer una experiencia motivadora en su momento, pero las cosas cambian y evolucionan con rapidez y quizá a día de hoy encuentres más estimulante formar parte de otro departamento o proyecto.

Sin embargo, puede que te enfrentes al obstáculo de verte ‘encasillado’ por los demás. Sobre todo, cuando el cambio que pretendes sea muy acusado, es probable que tengas que realizar un gran esfuerzo en mostrar tu valía profesional desempeñando otras funciones. ¡No te rindas ni dejes de perseguir tus objetivos! Hacerlo de con una estrategia adecuada es la forma en la que podrás lograr tus objetivos.

En este sentido, la película de Billy Elliot puede servir de ejemplo. Este film Billy Elliot narra la historia de un chico que debe escapar a los convencionalismos sociales de la Inglaterra de los años 80 para cumplir su sueño de convertirse en un bailarín de ballet. El protagonista debe superar todos los estereotipos sociales para no renunciar a sus sueños.

 

Superar las dificultades para hablar en público: El discurso del Rey

¿Imaginas tener que hablar en público ante todo un país teniendo dificultades para expresarte? Es la historia que aborda El discurso del Rey; película basada en la figura del  monarca Jorge VI de Inglaterra que accede al trono en tiempos convulsos, en los que dirigirse a su nación es algo imprescindible, por lo que deberá enfrentarse a su tartamudez.

La historia es un ejemplo de superación personal a través de la práctica y el asesoramiento de buenos instructores y de cómo la capacidad de hablar en público se puede mejorar con entrenamiento.