30 septiembre, 2016 Agencia SEO

¿Qué es un técnico de mantenimiento?

qué es un técnico de mantenimiento

Cuando hablamos sobre la importancia del mantenimiento de las instalaciones también nos referimos a aquellos que las llevan a cabo, pero ¿qué es un técnico de mantenimiento? ¿En qué consiste su trabajo?

Ya lo señala el propio RITE (Reglamento Instalaciones Térmicas en los Edificios) en su artículo veinticinco sobre las ‘Condiciones para el uso y mantenimiento de la instalación’, subraya que las instalaciones se mantendrán por una empresa mantenedora con la que el titular debe suscribir un contrato de mantenimiento. El mantenimiento debe realizarse bajo la dirección de un técnico titulado competente, ya pertenezca a la propiedad del edificio o a la plantilla de la empresa mantenedora.

¿Sustituye la tecnología a los técnicos de mantenimiento?

La complejidad que, normalmente, presentan las instalaciones térmicas de los edificios en nuestros días condiciona que la gestión de su mantenimiento se haga también complicada, por el importante volumen de datos que es preciso manejar para controlar las evoluciones de las diferentes funciones, para perfeccionar de forma permanente las gamas de mantenimiento, para emitir informes precisos, entre otros. El elevado número de elementos y componentes a controlar requiere, de forma cada día más imprescindible, de la implantación y utilización de programas de gestión del mantenimiento asistidos por ordenadores y dispositivos móviles.

En Remica contamos con toda una infraestuctura para que nuestros técnicos de mantenimiento puedan hacer un seguimiento de las instalaciones. Cuentan con dispositivos que muestran todo un historial de acciones, revisiones, reparaciones, entre otros, de los distintos componentes de una instalación. De esta manera el técnico conoce perfectamente en qué estado se encuentra y cómo debe actuar de manera rápida y eficaz.

Gracias a nuestro sistema de Telegestión, nuestros técnicos también pueden ver en tiempo real en su tablet el funcionamiento de una sala de calderas y detectar, en caso de aviso, dónde está la incidencia y valorar si es necesario que el personal se desplace físicamente hasta la sala o si se puede solucionar de manera telemática.

En Remica contamos con un servicio de Telegestión para que nuestras instalaciones estén vigiladas 24 horas los 365 días al año. Es un sistema de comunicación que la organización ofrece y que vincula la empresa de mantenimiento con la central térmica, optimizando todos los aspectos sobre la fiabilidad del sistema y la eficiencia energética.

La tecnología en este caso se convierte en una herramienta más para que los técnicos de mantenimiento puedan llevar a cabo su trabajo de una manera más que efectiva y dar un servicio rápido y eficaz a sus clientes.

Un técnico de mantenimiento es la cara de la empresa

Hemos señalado que los ordenadores tienen la capacidad de controlar las instalaciones pero algo que no pueden conseguir es tratar cara a cara con los clientes. Una vez acabada la obra (en los casos de obra nueva) o cuando se trata de un mantenimiento, son los responsables de mantener el contacto con ellos y atender las necesidades que puedan surgir.

Por eso, además de su formación técnica, son la personalización de la compañía, los clientes ven en los técnicos de mantenimiento a la propia empresa. La revista Forbes ya publicó las tendencias para este año 2016 sobre las experiencias que buscan los clientes, por eso rescatamos el micro data. Como señala el artículo el big data sigue creciendo y supone un campo por descubrir con el que se podrán anticipar tendencias, aunque también destaca la importancia de conocer a cada consumidor individualmente, algo que nuestros técnicos de mantenimiento hacen en su día a día. La clave está en los datos más específicos, que permiten ofrecer una experiencia más cálida y personalizada.

¿Cómo debe formarse un técnico de mantenimiento?

Según los puntos que hemos tratado, la formación que debe recibir un técnico de mantenimiento tiene que ser por un lado formación técnica, conocer los avances del mercado y los productos que lanzan las firmas para poder ofrecer un servicio óptimo.

Por otro lado hemos comentado la importancia de los ordenadores y la tecnología en el campo del mantenimiento, tanto en la Telegestión como en la utilización de dispositivos móviles para optimizar los procesos, ser más rápido y conseguir que el papel vaya desapareciendo paulatinamente contribuyendo a la mejora del medio ambiente.

Por último, el trato con el cliente también requiere una formación específica y en empresas como Remica Servicios Energéticos, nuestros técnicos de mantenimiento reciben formación para que adquieras nociones y técnicas de atención al cliente.