31 octubre, 2016 Agencia SEO

Los Recursos Humanos ayudan al desarrollo de la empresa

recursos humanosLos departamentos de Recursos Humanos, en algunos casos, son el “gran desconocido” de las empresas. Y, aunque son una de las piezas fundamentales en el apoyo del desarrollo del negocio, no están muy extendidas las funciones que se realizan en este departamento, ni a nivel interno, ni externo. Por ello, en esta ocasión hemos querido hacer este post que ayude a entender, desde una perspectiva integral, cómo trabajamos en el área de Recursos Humanos, donde nuestro principal objetivo es ayudar a hacer crecer nuestra empresa a través de una visión estratégica y global.

Desde una visión más conservadora, hace tiempo muchas empresas veían Recursos Humanos como un área únicamente interna, donde las tareas realizadas poco podían impactar en el crecimiento de la empresa, y donde las funciones básicas eran la gestión y administración de personal, organización de tiempos, reclutamiento y selección. Sin embargo, Recursos Humanos es mucho más, y las personas que trabajan en esta área realizan más tareas, trabajando en el cliente interno, lo que genera impacto en el externo.

Reflexionemos un momento sobre por qué elegimos los servicios de las compañías. Seguramente,  nuestras respuestas estarán ligadas a las personas que trabajan allí y se encargan de proporcionarnos una experiencia positiva. Es decir, que la relación de los clientes con las compañías se basa en gran medida en el trato persona a persona. Y, precisamente, la gestión de personas es lo que trabajamos en los departamentos de Recursos Humanos. ¿Cómo lo hacemos?

  1. Captar el mejor talento que ayude a mejorar el servicio de las compañías y la experiencia de cliente a nivel global y desde una perspectiva completa.
  2. Employer Branding, o retención y fidelización del talento, y no solo interno. Recursos Humanos debe trabajar en una línea estratégica de creación de una imagen de marca. El employer branding no solo se dirige a captar el “talento” que queremos que se una a nuestro equipo, también puede ser un elemento atractivo para un potencial cliente, y más en una compañía como la nuestra dedicada a servicios energéticos.
  3. A nivel interno, trabajar la imagen de marca para mantener el buen nivel de la compañía, seguir creciendo y “estar a la última” en ofrecer a nuestra plantilla mejoras en la gestión y en beneficios. Prueba de ello, es nuestro trabajo en la implantación de sistemas que han hecho más ágil la comunicación interna  y el intercambio de información relativa a Recursos Humanos.
  4. Programas de inducción y formación inicial, que nos permiten ayudar a la adaptación de las nuevas incorporaciones y establecer planes de acción en cada caso.
  5. Retribución y compensación. Tratamos de estar informados puntualmente de cómo es nuestro posicionamiento en este aspecto con respecto a otras compañías del sector, de modo que no dejemos de ser “competitivos”.
  6. Formación y capacitación de nuestros equipos para establecer mejoras que impacten en el desarrollo global de los colaboradores, lo que nos hace estar preparados para dar respuestas a nuestros clientes tanto internos como externos, y que permitan también crecer  con planes de carrera y sucesión.
  7. Valoración y evaluación de desempeño, como factor crucial de orientación a la consecución de objetivos y como punto de mejora continua y crecimiento.
  8. Cultura y valores corporativos; apoyamos la transmisión de la cultura de la empresa, y somos en algunos casos agentes de cambio.
  9. Y por supuesto, no hay que olvidarse de la gestión de las relaciones laborales del día a día, y del soporte de la organización general de la compañía.

 

Estos puntos, reflejan de forma muy resumida los aspecto en los que trabajamos a nivel global. Para ello el equipo de Recursos Humanos debe tener ciertas capacidades específicas:

  • Ser expertos y conocedores de la materia:Deben estar al día de  la legislación laboral, conocer los datos de los empleados, sistemas de nóminas, etc.
  • Actuar como “asesores de empleados”: Recursos Humanos debe ser un departamento cercano a las necesidades propias de los empleados,  optimizando la experiencia de las personas que forman parte de la compañía.
  • Cumplir un papel de “agente de cambio”:  En muchas ocasiones, Recursos Humanos se ocupa de que los distintos cambios que se producen en las empresas sean conocidos y asumidos por los empleados, liderando iniciativas para que se adapten a ellos de la forma más rápida y efectiva posible.

 

En Recursos Humanos debemos entender el negocio, anticiparnos, conocer a las personas y la organización, identificar el potencial, conocer las necesidades de la empresa y de nuestros empleados y actuar como coach en diversos ámbitos. Todo esto, y más, es nuestro trabajo. De este modo, trabajamos al servicio de nuestro “cliente” y además aportamos una visión “humanizada” de negocio. Y es que, hay que recordar que “las empresas están formadas por  personas”.