5 octubre, 2015 Remica Servicios Energéticos

Aterrizar en una empresa no es fácil: así acogemos en Remica a los nuevos empleados

Desde Remica llevamos más de un año trabajando de lleno en programas de comunicación interna con el objetivo de mejorar y ser más competitivos creciendo hacia una cultura organizativa de valor. Una de las acciones más importantes para nosotros es  la acogida al personal de nueva incorporación.

El capital más importante que tiene Remica es cada uno de los profesionales que lo forman. Es por ello que la información, comunicación y capacitación de nuestros trabajadores-as para lograr una adecuada integración es una meta a alcanzar.

 

Recursos Humanos nuevo empleo

 

De este  modo, garantizar la adecuada integración e inicio de nuestros futuros colaboradores-as es el principal objetivo en esta acción de comunicación.

En nuestro programa de inicio, todas las nuevas incorporaciones dentro de la organización tienen planificadas unas actividades de acogida en función del área al que se incorporen con el fin de propiciar la integración y adaptación al puesto de trabajo, de modo que dispongan de toda la información y formación necesaria para conocer los procedimientos y la cultura de la empresa, a través del conocimiento de la Misión, Visión, Valores y Líneas Estratégicas.

Se trata de lograr generar una actitud positiva:

  • Potenciando el conocimiento y la información acerca del trabajo.
  • Creando un plan a medida para conocer nuestro negocio y su cadena de valor.

Nuestro Plan de Acogida se basa en cinco acciones:

  1. Recepción y bienvenida.
  2. Documentación e información.
  3. Presentación corporativa.
  4. Programa de Formación Inicial.
  5. Seguimiento y evaluación de la Acogida.

Estas cinco acciones se materializan en un Programa de cuatro fases:

 

Durante la primera fase de bienvenida, tanto el equipo de Recursos Humanos como el área en la que el futuro trabajador-a va a incorporarse, realizan el recibimiento y la acogida formal, asimismo se le hace entrega al empleado/a de la documentación y del Manual Corporativo de Acogida.

En esta presentación o Manual Corporativo está recogida toda la información fundamental relativa al funcionamiento de la compañía y de los procedimientos generales y la cultura e imagen de la empresa. En él se recoge información relevante como nuestro negocio, nuestros productos, objetivos de nuestra empresa, nuestras personas, nuestra acogida, qué ofrecemos, qué te pide Remica y nuestra comunicación.

En la fase de integración, el área de RRHH hace una presentación a todo el equipo e igualmente ofrece información acerca de las instalaciones. Por parte del inmediato responsable se ofrece una explicación de los objetivos, funciones y responsabilidades a desarrollar.

En la fase de incorporación es donde comienza el Programa de Formación Inicial, donde se trabaja en el conocimiento de las distintas áreas de trabajo de la compañía con el objetivo de que el empleado/a pueda conocer el funcionamiento interno de las  distintas áreas de negocio, un acercamiento y una visión global del mismo. De esta manera le resultará más fácil y rápido desenvolverse en la estructura, así como conocer de lleno nuestro negocio y las funciones que se desarrollan en todas las áreas, de modo que tratamos de fomentar la “empatía” y el “trabajo en equipo” desde un inicio.

Durante este Programa de Formación Inicial todas las nuevas incorporaciones se reúnen con uno de los miembros de cada departamento y le presentan el trabajo diario y se hace hincapié en aquellos aspectos que van a influir en el día a día.

Dentro del Programa, igualmente, se incluye la formación en el propio Departamento o Área en los procedimientos, los sistemas y se asigna un tutor-a que pueda dar apoyo y hacer un  seguimiento en todo el proceso de integración. En esta formación, que suele tener una duración de entre siete y quince días, se incluyen visitas, como puede ser el caso del área comercial, mantenimiento y gestión energética.

Por último, en la fase de evaluación se realizan dos acciones, por un lado el Responsable deberá ir supervisando periódicamente el trabajo que desarrolla el empleado-a, y por otro se realiza una entrevista para valorar su desarrollo directamente, con esta información disponemos de:

  • La satisfacción del trabajador-a con el procedimiento de acogida.
  • Si se han conseguido los objetivos planteados en la fase de incorporación y si cumple con las expectativas iniciales.
  • La adaptación del trabajador-a al equipo, actividades y cultura de la empresa.

De este modo, en esta última fase tenemos la información oportuna para poder ir avanzando y mejorando en todo el proceso inicial y de acogida de un nuevo miembro en nuestro equipo.

En resumen, nuestro plan de acogida exige la implicación de distintos departamentos de la empresa y aunque supone un esfuerzo adicional, todos estamos comprometidos y  concienciados en su importancia, ya que una buena incorporación es la base de una buena adaptación y de buenos resultados. Todas las personas que conforman la organización deben poseer una visión global de la empresa, de las estructuras y de los procesos, de los responsables y de los recursos.

Desde RRHH, tenemos la obligación  de establecer procedimientos enfocados a facilitar y controlar el comienzo de esta nueva etapa de la persona para que “el aterrizaje” sea lo más favorable posible, se trata de nuestra imagen y de un factor fundamental en la gestión del talento.

La acogida es fundamental en cualquier Plan de Comunicación Interna, pero como siempre en Recursos Humanos hay que trabajar con una visión global, ya que esta acogida influye directamente no sólo en la información que tenga nuestro colaborador-a, sino también la adaptación y los futuros resultados del mismo, y como no, en nuestra imagen interna y externa. En resumen, es uno de los primeros pasos hacia la Gestión del Talento.

“UN BUEN PLAN DE ACOGIDA ES EL PRIMER PASO PARA LA RETENCIÓN DEL TALENTO”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *