29 julio, 2015 Remica Servicios Energéticos

Tres claves que debe conocer un buen líder para potenciar el trabajo en equipo

claves trabajo en equipoEjercer influencia en otras personas para dirigirlas y guiarlas hacia la consecución de metas es una característica imprescindible de un buen líder, especialmente cuando se trata de trabajo en equipo. Para muchos expertos, inculcar una cultura de trabajo inspiradora y feliz  es la forma de lograrlo.

En opinión de Ron Friedman, autor de Harvard Business Review, “lo que hace especiales a las mejores empresas es la forma en la que satisfacen las necesidades emocionales de los empleados y desarrollan condiciones de trabajo que les ayudan a dar lo mejor de sí mismos”.

Teniendo en cuenta la importancia de la dimensión emocional, existen algunas claves, sugeridas por la publicación Entrepreneur, que se pueden aplicar para lograr sacar lo mejor de sí mismos a los miembros de un equipo.

 

  1. Establecer una comunicación transparente y fluida

Las personas tienen una tendencia innata a saber que trabajan duro en pos de lograr una meta mayor. Por ello, es importante hacer comprender a los miembros del equipo que su trabajo contribuye a lograr la misión y visión de la empresa; algo que solo se consigue si se establece una buena comunicación y, al mismo tiempo, libertad para que las personas resuelvan las situaciones por sí mismas.

Ser transparente y sincero con la marcha de la empresa es otro aspecto fundamental. La confianza se construye compartiendo tanto las buenas como las malas noticias, dando la oportunidad a las personas de poder pensar en soluciones cuando se presenta algún obstáculo.

 

  1. Ayudar a explotar todo el potencial del equipo

Ayudar a los miembros del equipo a explotar todo su potencial, incluso si eso les hace salir de su zona de confort, es muy positivo para el trabajo del equipo. Para que no sea contraproducente, debe hacerse a partir de la motivación, no de la imposición. Será satisfactorio que las personas puedan echar la vista atrás y atribuirse logros que, en un principio, ni siquiera eran conscientes de que pudieran hacerlo.

También es necesario ofrecer oportunidades de aprendizaje, que no tienen por qué transmitirse necesariamente a través de cursos, seminarios, charlas… o, incluso, compartiendo experiencias entre los miembros más experimentados de la organización.

 

  1. Reconocer el trabajo duro

Hay que cerciorarse de que los miembros del equipo ven sus esfuerzos apreciados y valorados. Mensajes de agradecimiento al equipo tras haber logrado una meta, pueden parecer pequeños, pero son realmente importantes en este propósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *