25 marzo, 2015 Remica Servicios Energéticos

Cómo conseguir el equilibrio entre el trabajo y tu vida personal

Equilibrio entre trabajo y vida personalEl presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles-ARHOE, José Luis Casero, con motivo de las elecciones que se celebrarán a lo largo de este año, se dirigió hace unos días a los líderes de las distintas formaciones políticas para solicitarles que incorporasen en sus programas propuestas “a favor de un mejor uso del tiempo y la necesidad de unos horarios racionales, imprescindibles para que la conciliación, la igualdad, la corresponsabilidad…, pero también la productividad sean una realidad”.

Pese a que la conciliación es un tema en el que entra en juego varios factores, incluidas las propias instituciones, también hay algunos aspectos en los que puede trabajar el propio empleado para conseguir encontrar un equilibrio entre vida profesional y personal.

Te damos algunas claves:

Aprende a desconectar del trabajo
Puede que estés tan centrado en tu trabajo que incluso cuando sales de la oficina sigues dando vueltas a esa reunión que has tenido por la mañana o a las tareas que te quedan pendientes. ¡Desconecta! La parte que más se resiente cuando hay desequilibrio suele ser nuestra parcela personal y/o familiar. Hay que aprender a dedicar tiempo a otras cosas que también son importantes.

¿Cuáles son tus prioridades?
Estudia cuáles son los aspectos más importantes en tu vida, de esta manera podrás trazar un plan para tener clara tu meta, una visión de hacia dónde dirigirte más allá del corto plazo.

Este listado de prioridades te permitirá ver en qué quieres invertir tu tiempo y te ayudará a tomar decisiones sobre cómo poner límites. Recuerda que el último responsable de dar peso en tu vida a aquello que realmente te interesa eres tú.

Organiza tu tiempo 
Saber cuáles son tus prioridades a largo plazo te servirá también para organizar tu tiempo en torno a éstas, saber qué es lo importante y tener unos objetivos claros te ayudará a trabajar con un mayor control del tiempo, aliviando así situaciones innecesarias de estrés.

Disfruta de tu tiempo libre
Parece una obviedad, pero es importante que dediques tu tiempo libre a actividades que te puedan ayudar a sentirte bien para poder así cargarte de energía positiva. No son necesarias grandes cosas, basta que escuches una canción que te guste, leas ese libro al que le tienes tantas ganas, te des algún capricho… Y es que, encontrar el momento para hacer lo que te gusta al final sólo depende de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *