16 noviembre, 2015 Remica Servicios Energéticos

Mindfulness, la técnica budista de concentración que ahora ponen en práctica las empresas

mindfulness
Bien sabemos que vivimos en la época de la agilidad, la inmediatez y rapidez, la adaptación al cambio y a la multitarea y polivalencia, por ello en los últimos años se están desarrollando muchos estudios sobre el impacto de este tipo de forma de vida y de trabajo.

Seguramente el lector de este  post simultáneamente tenga varios correos nuevos en su bandeja de entrada, ha recibido algún whatsapp que otro o incluso le han llamado mientras está intentando centrarse en nuestro artículo. La desconcentración y la necesidad de dar respuesta a todas las demandas de manera inmediata es muy común a día de hoy, y esto está pasando factura en nuestras futuras generaciones y como no, en nuestros colaboradores actuales que presentan niveles de eficacia mejorables y con alto nivel de estrés.

Sin embargo, este ritmo de vida en general hace que nosotros mismos estemos fomentando este tipo de actividad y que nos “desconectemos” continuamente por necesidad imperiosa de dar respuesta a todo de manera inmediata. Con las nuevas tecnologías no se espera menos, ¿no?

Se quiere estar tan “conectado” que nos olvidamos y nos “desconectamos”.  Esto produce estrés, ansiedad, sensación de agobio, de llegar tarde a todo, de no tener tiempo para nada. Y he aquí los niveles de eficiencia y eficacia, y sobre todo, el impacto en la salud y la felicidad de los colaboradores.

El estrés es un fenómeno creciente que tiene como consecuencias el ausentismo, la menor dedicación al trabajo y la bajada en la productividad. El estrés nos hace menos eficaces y menos excelentes en los resultados.

Por ello, desde diversas fuentes, poco a poco se está introduciendo el concepto de Mindfulness, que en español ha sido traducido como “atención plena” o “conciencia plena”, es decir,  prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, de forma principalmente caracterizada por la “aceptación”. De este modo, el cerebro se enfoca en lo que es percibido a cada momento, en lugar de proceder con la normal rumiación acerca del pasado o el futuro.

Por ello, el concepto de Mindfulness está “pegando” cada vez más fuerte en las organizaciones, debido a estos niveles de excelencia y eficacia que deseamos llegar. Esta práctica de origen budista cuenta con más de 2.500 años de antigüedad, sin embargo, en Occidente no aparece hasta hace poco para tratar problemas asociados al estrés o incluso con dolores crónicos.

Es por ello que desde las organizaciones poco a poco se están introduciendo estos ejercicios, primeramente a niveles de responsables y directivos, para luego extenderse con prácticas y talleres al resto de plantilla. Uno de los principales valores de Remica es la excelencia y la eficiencia, por ello, preocupados por la salud de nuestros colaboradores y por nuestros resultados, tratamos de ofrecer consejos acerca de esta práctica y a corto plazo, lo incluiremos como uno de nuestras áreas de trabajo en el desarrollo de personas.

Los beneficios que ofrecen estas prácticas son los siguientes:

  • Aumentar la capacidad de manejar situaciones estresantes.
  • Mayor claridad en la toma de decisiones.
  • Mayor creatividad en la resolución de conflictos.
  • Mantener el equilibrio y el foco mental sostenido en ambientes desafiantes.
  • Reducir intencionalmente las reacciones de estrés, haciendo elecciones conscientes en respuesta a los desafíos laborales.
  • Crear y sostener hábitos de trabajo saludables.
  • Acceder a un mayor nivel de calma y estabilidad.

Por otra parte, Mindfulness tiene mucho que ver en el Liderazgo Transformacional y basado en valores, del que ya hablamos la pasada semana.

 

Los responsables hoy en día se encuentran frente al reto de afrontar entornos altamente complejos, en continuo cambio, muchas veces al frente de equipos muy diversos en cuanto a culturas y necesidades. Un gran líder actual debe no sólo estar capacitado para afrontar su propio estrés y las demandas de su difícil posición, sino que requiere además estar despierto, atento y sintonizado consigo mismo para transmitirlo a su equipo, que es a partir del cual también se lograrán los resultados.

Por otra parte, son buenas noticias que desde el área de Educación se está introduciendo este concepto en las escuelas para poder hacer profesionales eficaces y centrados,  completos también a nivel emocional. Existen ciertas Universidades donde se imparten talleres.

Cada vez más evolucionamos y desde instituciones y empresas debemos también tener una visión a largo plazo que nos haga ser competitivos en el mercado actual.

Desde Remica opinamos que a las personas, y en consecuencia a nuestros colaboradores, debemos observarles en un conjunto y globalidad, y son importantes los resultados pero también el desarrollo personal. Para nosotros, Mindfulness es una teoría con actividades que ayudan de modo completo al desarrollo y madurez emocional.  Por tanto, esto nos lleva a artículos sobre los que también hemos escrito como Felicidad, Compromiso y Resultados.

 

En otros post trataremos de ofrecer consejos para realizar ejercicios y actividades de “Conciencia Plena”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *