24 diciembre, 2018 Remica Servicios Energéticos

Guía para lograr tus objetivos profesionales en 2019

balance profesional

 

El fin de año se acerca y, como suele ser habitual, es momento de hacer balance y comprobar si se han cumplido los objetivos profesionales y personales establecidos a principios del año.

Estas conclusiones serán importantes para poder establecer los objetivos y metas para el año que viene. ¿Cómo hacerlo?

 

Hacer balance: ¿Has cumplido tus objetivos profesionales?

En la mayoría de los casos, cumplir al menos el 80% de los objetivos se puede considerar un resultado positivo.

En cambio, si no se han alcanzado las metas esperadas, llega el momento de analizar cuál ha sido el problema:

  • ¿Eran los objetivos realistas y las metas alcanzables?
  • ¿Se han gestionado bien los recursos y se ha realizado el esfuerzo necesario?
  • ¿Ha sucedido algo en el sector o en la empresa que ha impedido la consecución de los objetivos?

Realizar una reflexión imparcial permitirá identificar cómo ha transcurrido el año y qué obstáculos (si los hay) han provocado que no se hayan alcanzado los objetivos.

 

¿Por qué establecer objetivos profesionales para el nuevo año?

Si tras el análisis del año que termina, un profesional considera que está en el sector y la organización adecuada según su “plan de carrera personal”, pero se siente estancado, es posible revertir esta situación.

¿Cómo? Haciendo un plan para el año nuevo, en el que se alineen sus objetivos profesionales con las necesidades de la organización. Hacerlo es una tarea ardua, que implica en la mayoría de los casos salir de la zona de confort y hacer cambios importantes en la rutina diaria.

Sin embargo, lograrlo tiene múltiples beneficios: brillar más y estar mejor considerado. Al aportar más valor el profesional se vuelve más influyente y mejora su posición dentro de la organización.

 

¿Cómo hacer  un plan para el año nuevo?

Aunque siempre hay factores externos que no se pueden controlar, definir unos objetivos claros para el año que está a punto de comenzar contribuye a tomar las elecciones más consecuentes con aquello que se desea conseguir como profesional.

Tras identificar los objetivos, es momento de  establecer un plan  y estrategias para lograrlos.  Para hacerlo, recomendamos los siguientes pasos:

 

  1. Definir objetivos. Independientemente del rango o experiencia profesional, es necesario conocer qué metas se desean alcanzar antes de fijar un rumbo profesional.

 

  1. Analizar fortalezas y carencias. Hacer un análisis de la situación actual e identificar de qué recursos se dispone y cuáles son las carencias.

 

 

  1. Trazar un “plan de acción”. Conviene poner por escrito qué acciones se llevarán a cabo para conseguir las metas/objetivos y cómo se sortearán las dificultades.

 

  1. Fijarse en el ejemplo de otros. Para lograr objetivos específicos puede que no haya cursos o recetas ‘estándar’. Por ello, resulta de gran utilidad buscar un mentor o hacer un seguimiento en medios de comunicación/redes sociales de aquellos profesionales que han logrado metas similares.

 

  1. Recopilar información. Para tomar buenas decisiones que ayuden a cumplir con el plan, es necesario documentarse y tratar de recopilar toda la información posible antes de dar cualquier paso.

 

  1. Salir de la zona de confort. Según un famoso dicho popular, “nunca obtendrás resultados diferentes si siempre haces lo mismo”. Es recomendable asumir riesgos y realizar los cambios necesarios para alcanzar las metas establecidas.

 

  1. Revisar periódicamente el estado del plan. No conviene esperar a fin de año para revisar cómo marcha el plan de acción. Es mejor establecer hitos y revisar cada cierto tiempo que se está cumpliendo con el plan, o hacer las modificaciones necesarias si no es así.

 

  1. Hacer cambios. Las empresas cambian sus procesos para adaptarse a las necesidades del mercado. Conviene estar informado de dichos cambios y, si es necesario, tomar las decisiones que se consideren oportunas.

 

  1. Relacionarse con otros profesionales. El networking es una buena manera de buscar colaboraciones y mantenerse conectado a las novedades de la compañía/ sector.

 

  1. Recuerda “el futuro profesional está en tus manos”. Aunque no se pueden controlar los factores externos, tener unos objetivos profesionales definidos y bien planificados es clave para alcanzar el éxito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies