27 junio, 2016 Remica Servicios Energéticos

El talento senior ofrece grandes beneficios a las empresas

talento seniorCuando hablamos de talento senior, ¿a qué nos referimos? Expertos en gestión de personas en las organizaciones determinan tres fases diferenciadas por las que pueden pasar los profesionales:

  • Talento junior: Es la fase inicial, en la que el profesional se preocupa por formarse y va creciendo en el ámbito laboral a medida que va adquiriendo experiencia y nuevos conocimientos.
  • Talento consolidado: Tras superar la fase ‘junior’ los profesionales continúan su evolución profesional. En el contexto actual, la digitalización de los procesos genera que estos profesionales valoren más el desarrollo continuo. Además, ya no solo se ven motivados por la retribución económica, también comienzan a valorar el tiempo para conciliar su vida profesional y personal.
  • Talento senior: Si una persona ha continuado su trayectoria profesional pasando por las dos fases anteriores, se considera ‘senior’, generalmente, a partir de los 55 años. Estrictamente hablando, el talento senior consiste en los conocimientos, capacidades y experiencias que los profesionales senior han adquirido a lo largo de su vida; factores muy valiosos para las organizaciones.

¿Cómo gestionan las empresas españolas el talento senior y los beneficios que podría reportar? Las cifras parecen mostrar que no lo hacen demasiado bien. Según revela un estudio del Top Employers Institute, sólo un 29% de las compañías cuentan en España con políticas relacionadas con la incorporación y la retención de los profesionales mayores frente al 52% de media europea, y lo que sucede en otros países como Estados Unidos, Canadá o Australia.

Por otro lado, disponer en la misma plantilla de diferentes generaciones de profesionales es todo un reto que, en muchos casos, no se gestiona de manera adecuada.

 

Beneficios del talento senior

¿Por qué las empresas necesitan contar con profesionales senior entre sus filas? Estas son algunas razones:

  • Puede aportar un valor diferencial al área de innovación. Los profesionales senior que mantienen su capacidad para aprender y evolucionar pueden aportar una valiosa experiencia y también capacidad de liderazgo.
  • Es una oportunidad para las empresas. Debido a la crisis, multitud de profesionales valiosos han sido desplazados sin que por el momento hayan encontrado un puesto de trabajo. La ventaja que aporta este tipo de profesionales es que ya han adquirido conocimientos y experiencia en otras organizaciones, por lo que esa fase de aprendizaje no es necesaria que se realice en el marco de la nueva empresa.
  • Estabilidad: A diferencia de los perfiles más junior, que quizá cuando están suficientemente formados se cambien a una organización que les ofrezca nuevas oportunidades, a medida que pasa el tiempo los profesionales buscan estabilidad laboral, lo que frecuentemente les convierte en personas más fieles de cara a la organización.

Por último, conviene destacar que el talento senior también tiene un importante papel social que cumplir. De hecho, ya lo está cumpliendo: muchos seniors aprovechan su experiencia y conocimientos para realizar trabajos solidarios. También existen programas de coaching/mentoring en el que los seniors pueden ofrecer sus conocimientos a los profesionales más jóvenes.

 

¿Por qué es necesario reflexionar sobre el talento senior?

La sociedad y el ámbito laboral de principios del siglo XXI han cambiado radicalmente con respecto a la misma época del siglo anterior:

  • En el estado del bienestar europeo la jubilación llegaba a los 60-65 años de edad. Sin embargo, numerosos factores (mejora de la salud, TICs, etc.) ha provocado que la barrera de los 60 no marque de manera tan evidente la ancianidad de las personas. De hecho, varios autores diferencian un periodo de jóvenes-seniors que abarcaría los 60-80 años aproximadamente. En algunos casos, estas personas consideran que todavía tienen mucho que aportar a la sociedad y prefieren mantenerse activos, bien mediante trabajos remunerados o a través de programas de voluntariado.
  • El desarrollo tecnológico ha transformado los procesos en las empresas. La tecnologización hace que se precise de un menor esfuerzo físico para desarrollar tareas, lo que permite al talento senior continuar desempeñando su labor. Este hecho supone un factor muy importante en las compañías que pueden beneficiarse de tener equipos plurigeneracionales en sus proyectos de innovación, donde se combinen la experiencia de los seniors con la frescura de los profesionales más jóvenes.

 

Por otro lado, tal y como explican desde el Observatorio del Talento Senior, las personas ‘senior’ también necesitan continuar activos por salud y bienestar personal. Los neurocientíficos señalan que las personas deben mantenerse activas para generar conexiones neuronales; es decir, que conviene realizar una utilización continua y enfocada de nuestro cerebro en actividades retadoras.