11 abril, 2016 Remica Servicios Energéticos

Técnicas de motivación para ser un buen jefe

técnicas de motivación

Las técnicas de motivación son imprescindibles para cualquier líder que quiera construir un equipo de alto rendimiento, con orientación a los objetivos y lograr el compromiso de su equipo. Cuando nos encontramos en una empresa, todos los miembros del equipo tienen que estar motivados y tener un objetivo común para conseguir llegar a lo más alto.

Los jefes deben ser ejemplo de motivación hacia sus colaboradores, pero ellos también deben recibir ese apoyo de su equipo. Es importante que los trabajadores hagan partícipe de lo que está pasando dentro del equipo, mantener una comunicación fluida para poder identificar los posibles problemas que pueden surgir dentro de la compañía.

Los responsables son los encargados de mantener un equipo interesado por su trabajo, ¿cuáles son las medidas que puede adoptar para llevar esta misión a cabo?:

Debe entender y apoyar las metas personales del colaborador

Existen dos tipos de metas, las internas, relacionadas con la carrera profesional, y las metas externas, hobbies o familia por ejemplo. El colaborador desarrollará un nivel más alto de lealtad y motivación laboral del equipo si el responsable entiende sus objetivos y se compromete a ayudarlo.

Mostrar libertad y autonomía en la toma de decisiones del colaborador

Un jefe tiene que ser un líder, y debe transferir poder a su equipo una vez se hayan transmitido los conocimientos necesarios. Hay que motivar a los colaboradores dejándoles ver que son ellos los que forman parte de la organización y su toma de decisiones es importante y repercute a todo el equipo.

Invertir su tiempo en ayudar en el ascenso de sus colaboradores

Este tipo de jefes dedica tiempo para enseñar a sus colaboradores cómo pensar, analizar, cómo pequeños aspectos afectan al funcionamiento de la empresa. Fomenta la creación de líderes igual que él, de esta manera podrá delegar trabajo con total confianza como hemos comentado.

Apoyar a sus colaboradores ante posibles errores cometidos

Un director de equipo debe proteger dentro de la misma organización y apoyar a sus colaboradores ante la posibilidad de cometer algún error. Es el máximo responsable y debe asumir los errores cometidos, este tipo de conductas son valoradas de manera muy positiva por los colaboradores, que se ven respaldados y promueve la buena conducta.

Compensar justamente a sus colaboradores

En la actualidad el Salario Emocional es un concepto manejado por muchas empresas, pero aún no tiene la importancia y relevancia que debería, provocando desmotivación, baja productividad y falta de compromiso en la empresa. Cada vez son más las empresas que buscan invertir en estrategias de motivación y sentido de pertenencia entre sus colaboradores, proyectando al exterior como entorno laboral bueno para trabajar, el mejor clima laboral y con trabajadores profesionales. De todas formas, el 99,9% de los casos los colaboradores trabajan por dinero.

Potenciar los días de descanso

Un buen jefe debe compensar el tiempo que dedica sus empleados en el trabajo y que lo compensen con su vida familiar, no es saludable que un empleado deba quedarse todos los días hasta tarde y trabajar lo fines de semana.

El descanso es imprescindible y favorece la salud de los trabajadores, de no ser así puede caer enfermo.

Mejorar el lugar físico de trabajo

El puesto de trabajo es fundamental para la motivación de los colaboradores, el número de horas que emplean a la semana en ese sitio, merece la atención de los responsables. Es muy importante que tengan a disposición todo el material necesario para llevar a cabo su trabajo.

Instaurar políticas flexibles

Las organizaciones más pequeñas tienen más facilidad para conocer las necesidades de sus colaboradores, por ello son más conscientes y pueden tomar decisiones que favorecen su vida. Opciones como el teletrabajo, la jornada reducida, la flexibilidad horaria, entre otras, son medidas que favorecen el ambiente laboral.

Expectativas de futuro

Otro de los elementos que se debe tener en cuenta es mostrar al colaborador su evolución dentro de la empresa y las expectativas de futuro que tendrá dentro de ella. De esta manera si el trabajador es consciente de lo que le espera el día de mañana, de una manera positiva, fomentará la motivación para poder conseguir llegar hasta la meta.

El proceso de motivación puede simbolizarse de la siguiente manera:

empleo

Poner en práctica este tipo de acciones contribuye a mejorar la energía en el ambiente y consigue que los empleados pongan en práctica su creatividad  y alcancen un mayor índice de productividad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies