1 agosto, 2016 Remica Servicios Energéticos

Tipos de empleados en una empresa: ¿Cuál es la combinación perfecta en un equipo de trabajo?

tipos-de-empleado-en-una-empresa

En el sector de los servicios energéticos, ¿qué tipos de empleados en una empresa es conveniente reclutar?  La respuesta a esta pregunta no es sencilla y depende de múltiples factores. Algunos de ellos comunes a todas las compañías.

Lo primero es preguntarse qué tipos de empleados en una empresa trabajan mejor en el contexto de una organización. ¿Los que tienen más títulos? ¿Los que acumulan más experiencia? ¿Los que saben relacionarse mejor?

La respuesta a estas preguntas podría encontrarse en los estudios llevados a cabo en la década de los 70 por el Dr. Meredith Belbin y su equipo en el Henley Management College.

Los investigadores observaron que la diferencia entre el éxito y el fracaso de los equipos de trabajo dependía sobre todo del comportamiento que adoptaran sus miembros y no tanto del intelecto.

Así pues, identificaron diferentes patrones de comportamiento o “Roles de equipo”, que definieron como  “tendencia a comportarse, contribuir e interrelacionarse con los demás de una determinada manera”.

Uno de los puntos clave de la investigación fue descubrir que los distintos tipos de empleados en una empresa muestran distintos roles de equipo y con distintos grados de intensidad.

 

Tipos de empleados en una empresa y Roles de Equipo

La investigación del Doctor Meredith Belbin y su equipo identificó los siguientes tipos de roles de equipo:

  • Cerebro. Destaca por su creatividad y capacidad de resolver problemas de manera poco convencional.
  • Monitor evaluador: aporta un punto de vista lógico, realiza juicios imparciales siempre que sean necesarios y sopesa las opciones del equipo de manera objetiva.
  • Coordinador: tiene la capacidad de centrar al equipo en sus objetivos. También hace participar a los miembros del equipo y delega el trabajo de manera apropiada.
  • Investigador de recursos: aporta su conocimiento sobre la competencia. Asegura que la idea del equipo llegue al mundo exterior.
  • Implementador: planifica una estrategia práctica y factible y la lleva a cabo de la manera más eficiente posible.
  • Finalizador: es más efectivo en la fase final de una tarea para “pulir” y escudriñar el trabajo en busca de cualquier posible error, sometiéndolo a los niveles más altos de control de calidad.
  • Cohesionador: ayuda al equipo a aunarse. Es versátil y capaz de identificar el trabajo requerido y realizarlo en nombre del equipo.
  • Impulsor es el rol más retador del grupo. Aporta energía para asegurar que el equipo continúe activo y no pierda de vista su atención ni su ímpetu.
  • Especialista: Este rol se descubrió concluida la investigación inicial, ya que los ejercicios de simulación realizados durante la investigación excluían que el conocimiento previo pudiera ser útil. Sin embargo, lo cierto es que en el mundo real el conocimiento profundo sobre áreas clave es altamente reconocido, por lo que terminó por añadirse este noveno rol.

 

La clave está en el equilibrio

Los Roles de Equipo identificados por Meredith Belbin son utilizados en la actualidad por múltiples organizaciones de todo el mundo que, gracias a ello, obtienen el mayor rendimiento de sus equipos de trabajo.

Entonces, ¿son unos tipos de empleados en una empresa mejores que otros? Según las teorías de Belbin, no hay un rol de equipo por encima de otro. Todos los comportamientos son necesarios  para que el equipo tenga éxito. La clave está en el equilibrio.

Los investigadores determinaron que si un equipo no cuenta con alguien con el rol de cerebro, sus miembros se esfuerzan demasiado por dar con una idea que continuar. En cambio, un equipo con demasiados cerebros genera que las malas ideas oculten las buenas y se deja demasiado espacio a personas que nunca comienzan nada.

Todos los roles de equipo aportan su punto fuerte pero también hay que tener en cuenta que también tienen una debilidad permitida que es necesario tener controlada y contrarrestada. Por ejemplo, el rol de ‘cerebro’ pude ser ortodoxo, olvidadizo o distraído.

 

Otras claves

  • Las personas tienden a mostrar más de un rol preferido. Por ello, se considera que un equipo de cuatro podría perfectamente representar los nueve Roles de Equipo Belbin.
  • La mayoría de las personas cuentan con una serie de comportamientos que desempeñan de manera más frecuentemente y más natural. A estos comportamientos se les denomina “Roles de Equipo preferidos”.
  • Aunque no sea lo más natural, las personas pueden asumir roles si es necesario. Estos se denominan “roles capaces de asumir”.
  • Sin embargo, los denominados “roles menos preferidos” no deberían ser nunca asumidos por una persona si van en contra de su naturaleza, ya que requieren mucho esfuerzo y el resultado será pobre. Por ello es preferible trabajar con otras personas que complementen al resto de roles del equipo.

 

Obtener el mayor rendimiento de diferencias individuales

Según la filosofía Belbin, las organizaciones deben beneficiarse de optimizar el rendimiento de las diferencias individuales.  Conscientes de esta realidad, en Remica Servicios Energéticos consideramos que el trabajo en equipo es fundamental.

Nuestra compañía está formada por más de 280 profesionales altamente cualificados con distintas experiencias y recorrido profesional, que reciben una formación continua para una permanente actualización y mejora de los servicios de la compañía.

Algo que en una empresa de servicios energéticos (ESE) no puede faltar.  Además, desde hace un año hemos puesto en marcha dentro de nuestro Programa de Reconocimiento un galardón de excelencia con el cliente, otorgado al grupo de empleados que logre una puntuación media de 10 en todos los servicios por parte del cliente.

Con este tipo de acciones de reconocimiento queremos dar un paso más en la motivación a los empleados y aportar un valor añadido en el vínculo que existe entre los empleados y la empresa.