23 octubre, 2017 Remica Servicios Energéticos

Ventajas y desventajas de la toma de decisiones individualmente y grupalmente

toma de decisiones

A lo largo de tu carrera profesional te encontrarás varias veces en la necesidad de tomar decisiones de cierta relevancia. En ese momento ¿debemos confiar únicamente en nuestro criterio y capacidad para la toma de decisiones? O, por el contrario, ¿es necesario llamar a alguien más y llegar a una solución de manera conjunta?

Si has optado por tomar de manera individual esa importante decisión, debes tener en cuenta (y evitar en la manera de lo posible) los contras de esta opción:

  • Ante un dilema especialmente importante es muy fácil acabar confundido, teniendo en cuenta que la conversación con uno mismo no puede ver siempre la luz.
  • La ansiedad y el estrés son factores que pueden llegar a tomar el control bloqueándonos o haciéndonos cambiar de opinión cada dos por tres y transformando el problema en una auténtica agonía.
  • Echa un vistazo atrás y piensa en aquellas decisiones que has tomado impulsivamente. Sin duda la impulsividad no es buena consejera. Las decisiones de las que más te puedes arrepentir fueron fruto de la rabia, ira o avaricia, sentimientos que cogieron las riendas en ese momento.
  • Otra desventaja de la toma de decisiones de manera individual es que la presión del tiempo en la que tiene que ser llevada a cabo. Al no consultar a otras personas, y recaer toda la responsabilidad en un único individuo, este puede recurrir a un comportamiento de huida y posponer la toma de dicha decisión. Este tipo de comportamiento conlleva que la angustia permanezca ya que realmente no se ha tomado la decisión, pero al ser una tarea pendiente siempre está presente y la situación puede acabar estallando en el instante más inesperado.

Ventajas de tomar decisiones en grupo

Toma de decisiones en grupo

Cuando un individuo no se siente capacitado para tomar una decisión basándose en su único criterio, es cuando debe contar con el consejo de otros expertos. No obstante, ¿hasta qué punto es mejor o peor tomar decisiones en grupo? En general se considera que la calidad final de las decisiones grupales tiende a ser superior que la de las decisiones puramente individuales. ¡Estas son las razones!

  • La famosa idea de que más ojos ven más que dos, o que dos cabezas piensan mejor que una se puede aplicar al tema que estamos tratando. Las elecciones tomadas en grupo permiten manejar más información, incorporar visiones diversas y enriquecer cada paso con los recursos de cada miembro del equipo.
  • La oportunidad que se crea a la hora de poder debatir diferentes ideas y puntos de vista suele generar mejores alternativas, y al final la toma de decisión se convierte en un proceso de aprendizaje.
  • Otra ventaja que se debe tener en cuenta es que la incorporación de más personas al proceso de decisión aumenta la aceptación de los resultados y la implementación de las decisiones. Si por el contrario la decisión es individual y el resultado no es el esperado, su aceptación no sería la misma, porque toda la responsabilidad recae sobre una única persona.

Cuando una persona está a cargo de las decisiones y se ofrece a escuchar las opiniones de otros, muestra un liderazgo participativo y esto consigue aumentar la motivación de los participantes.

 

¿Cómo conseguir que la toma de decisiones sea un éxito?

Para que la toma de decisiones grupal funcione, conviene seguir una serie de directrices:

  • Se aconseja realizar reuniones semanales o bisemanales para mantenerse informado sobre los avances y problemas que se presenten tras la toma de decisión.
  • Durante la celebración de reuniones para la toma de decisiones, es importante adoptar un enfoque común para realizar un diagnóstico y hallar la solución del problema en cuestión.
  • Para beneficiarse de todo el potencial de la toma de decisiones en grupo, no debe existir una intervención dominante del líder, ya que este debe adoptar una posición más de apoyo que de intervención activa, dejando que el grupo sugiera y proponga, sin condicionar los debates.
  • Discusión de la solución final de manera abierta y sincera por parte de todos los miembros del equipo.
  • Retroalimentación. Después de que se haya escogido e implantado una solución, el líder del grupo debe estar retroalimentando al mismo, sobre los avances, éxitos o fallos que se presenten.

Esperamos que esta información sea de interés cuando debas tomar decisiones importantes. ¿Prefieres tomar decisiones de manera individual o de manera grupal? ¡Comparte tu experiencia en la sección de comentarios!